Discurso: Sesión sobre Impuesto a las Ganancias

Señora Presidenta: vale la pena tomarse unos minutos para reflexionar sobre cuál es la situación del impuesto a las ganancias.
En gran medida ese tributo hoy está regido por el decreto 1.241/13, que estableció los parámetros para definir quiénes estaban por encima del mínimo no imponible –que lo fijó en 15.000 pesos y quiénes por debajo. Además el decreto indica que hay que considerar los ingresos promedio de un trabajador entre enero y agosto de 2013 para saber si debe pagar o no el impuesto a las ganancias.
Al estar redactado de esa manera –el decreto aún está vigente quiere decir que el mínimo no imponible fue actualizado, porque independientemente de que hoy alguien gane más de 15.000 pesos, en tanto y en cuanto en promedio ganara menos de esa suma entre enero y agosto de 2013, sigue estando exento.
Creo que es importante hacer esta aclaración, porque no fue debidamente señalado durante el debate.
Además surgen otros problemas, como la inequidad. Digo esto porque la resolución 3.525 de la AFIP señala que si uno empieza a trabajar después del 1° de septiembre de 2013 debe pagar impuesto a las ganancias. O sea que puede darse el caso de un trabajador que entre enero y agosto de 2013 en promedio ganaba menos de 15.000 pesos, que aunque hoy gane más de 15.000 pesos no va a pagar impuesto a las ganancias, mientras que quien ingresó a la fuerza laboral después del 1° de septiembre de 2013 sí está obligado a tributar. Es decir que tenemos dos argentinos que están ganando la misma cantidad de dinero, pero con el actual marco legal argentino uno paga impuesto a las ganancias y otro no.
Son muchas las distorsiones que está generando este decreto. Por ejemplo, nos comentan que hay empresas que están transfiriendo como bonus a sus directores sumas muy importantes porque entre enero y agosto de 2013 tenían salarios inferiores a 15.000 pesos, y cualquier ingreso que tengan va a estar exento del impuesto a las ganancias. De alguna manera, se ha abierto una suerte de agujero que permite la elusión del impuesto a las ganancias, que imagino que no estaba en la mente de nadie aquí, ni siquiera del gobierno.
Insisto, hay un grupo de personas que entre enero y agosto de 2013 tenían ingresos inferiores a 15.000 pesos que no van a pagar nunca más impuesto a las ganancias; el resto de los argentinos que se vaya incorporando, sí lo hará.
Este es el problema fundamental que tenemos: un marco legal que genera una gran inequidad entre argentinos que están ganando lo mismo pero pagan impuesto en forma diferente. Me parece que esto urge una modificación y rectificación y el armado de un cuerpo legal respecto del impuesto a las ganancias que devuelva la equidad tributaria entre los argentinos.
Si sumamos los comentarios anteriores, en particular el del diputado Buryaile sobre la escala tributaria que no fue ajustada a pesar de la inflación que ha habido en los últimos años, la situación es peor aún.
Quería señalar este elemento adicional del decreto 1.242 y sus verdaderas implicancias, y poner sobre la mesa que el problema que se presenta hoy es la inequidad tributaria que existe entre los argentinos y por ello urge una corrección de este tema. (Aplausos.)